Los trastornos
Los trastornos más comunes que afectan al estómago y al intestino, indicando cuándo es necesario que intervenga el Médico y cuándo, en cambio, pueden gestionarse corrigiendo el estilo de vida y utilizando productos naturales.
Spento

¿A qué nos referimos cuando hablamos de dispepsia, estreñimiento, vientre hinchado?

Analizaremos con detalle cada una de estas situaciones. La dispepsia: dolor de estómago, acidez, hinchazón abdominal, digestión lenta. Vamos a examinar brevemente los “problemas de estómago”, tan comunes que, según las estadísticas, casi todas las personas los sufren al menos una vez en la vida. Afortunadamente, solo para una minoría de estas personas la causa de sus problemas es una enfermedad grave.

En todos los otros casos se habla de “dispepsia funcional”, es decir, de trastornos originados por numerosos motivos que de todas formas pueden considerarse “benignos” en cuanto no existe una enfermedad causal propiamente dicha. Entonces, ¿qué puede hacerse cuando aparecen problemas “de estómago”? ¿Cómo puede saberse qué producto es preferible tomar? ¿Cómo puede saberse si es necesario acudir a un Médico o por el contrario, como ocurre la mayoría de las veces, si es posible curarse por nuestra cuenta o con la ayuda del Farmacéutico? Tengamos presente que no existe un único síntoma que permita reconocer con exactitud la causa de una dispepsia, pero vale la pena recordar que algunos trastornos deben ser realmente tenidos en cuenta porque podrían estar correlacionados con una enfermedad seria. La comprensión de estos problemas puede abordarse, en nuestra opinión, en dos etapas.

  • Primera etapa

Averiguar si existen trastornos que necesariamente requieran consultar al Médico.Son aquellos que llamamos “señales de alerta” (Factores de Riesgo):

-Vómito persistente o con sangre, heces negras como el alquitrán o pérdidas de sangre roja en las heces, pérdida de peso inexplicable, dificultad persistente para deglutir, anemia, dolor en el pecho
- haber sufrido anteriormente una úlcera gástrica u operación de estómago.
-Trastornos “digestivos” acompañados de coloración amarilla en los ojos (ictericia).

Si un trastorno “de estómago” se manifiesta conjuntamente con una de estas “señales de alerta”, especialmente si sucede de forma continuada, no esporádica, conviene hablar con el Médico, quien evaluará el caso, estudiando entre otras cosas el historial clínico personal y familiar, y decidirá si debe administrarse un tratamiento o realizar exámenes específicos como análisis de laboratorio, ecografías, gastroscopias, radiografías, visitas a especialistas, etc. Recordemos, además, que los trastornos “dispépticos” deben ser especialmente tenidos en cuenta cuando aparecen por primera vez y duran mucho tiempo en individuos mayores de 45-50 años o si continúan varias semanas incluso después de haber seguido un tratamiento adecuado.

  • Segunda etapa

Excluida la existencia de señales de alerta, trataremos de entender cuál es el origen de nuestra dispepsia. 

Para ello resulta útil saber cuál es el síntoma “que más trastorna”. En general, pueden presentarse tres situaciones distintas: el síntoma que caracteriza nuestro trastorno es una sensación persistente de “dolor de estómago”; los síntomas principales son eructación con sensación de acidez, ardor en el pecho o en la boca del estómago que sube hacia la garganta; los síntomas principales son hinchazón de estómago, sensación de llenura desagradable, sensación de digestión lenta y difícil. 

El primer caso podría estar relacionado con acidez gástrica tipo gastritis o úlcera. 

En el segundo existe un reflujo de ácido desde el estómago hacia el esófago. El tercero refleja, en general, un trastorno de la motilidad del estómago.

Spento

Dolor, hinchazón, intestino irregular: ¿se trata de colon irritable?

El colon irritable pertenece al grupo de los llamados “trastornos funcionales”, es decir, de aquellas enfermedades que provocan molestias y problemas que a veces pueden llegar a ser importantes, pero que no se reflejan en los resultados de las exploraciones instrumentales o de los análisis de laboratorio.

Su diagnóstico se basa en trastornos explicados por los pacientes: dolor de barriga, alteraciones de la motilidad intestinal (estreñimiento, diarrea o su alternancia), hinchazón abdominal, a menudo asociados a distintas problemáticas de salud, como ansiedad, depresión, trastornos del sueño, dolores musculares difusos, dolor de cabeza crónico, etc. En realidad, la causa del colon irritable aún no se ha esclarecido del todo, pero se está apuntando hacia una particular sensibilidad intestinal, variaciones de la flora bacteriana, trastornos del humor, estrés, etc.

Normalmente, para solucionar este problema se necesita una buena dosis de paciencia y distintos tratamientos, que se han de probar con cuidado para conocer su utilidad en un determinado paciente: suplementos de fibras (preferentemente los presentados en forma “líquida”, de fermentación lenta, que evitan síntomas como el dolor y la hinchazón) y laxantes osmóticos en caso de estreñimiento, loperamida, colestiramina o diosmectita en caso de diarrea, analgésicos o medicamentos anticolinérgicos para sedar el dolor abdominal. En algunos casos los pro bióticos (conocidos como fermentos lácticos) y los prebióticos pueden resultar útiles. En algunas ocasiones puede ser necesario intervenir también sobre trastornos de tipo ansioso y depresivo.

Cuidado: el dolor, la hinchazón o el intestino irregular pueden ocultar un problema abdominal más serio, por ello, ¡si se trata de una novedad o si no se resuelven en pocos días con tratamientos adecuados es necesario consultar al Médico!

Spento
Dolor de estomago
Cuando los trastornos digestivos se presentan acompañados de dolor (“dolor de estómago”) intenso y persistente, que suele reaparecer tras la ingestión de un antiácido común
Ardor de estomago
Cuando se está ante una sensación de “ardor-acidez de estómago” los Médicos hablan de reflujo gastroesofágico. Este consiste en que parte del contenido del estómago sube hacia el esófago
Hinchazón abdominal
La hinchazón abdominal sin dolor y síntomas de reflujo puede deberse a que los movimientos naturales
Vientre hinchado
El volumen de gas presente en el tubo digestivo depende del equilibrio entre las causas de producción de gases (deglución, reacciones químicas en estómago e intestino, difusión, fermentación) y los mecanismos con que estos se eliminan
Estreñimiento
Se habla de estreñimiento (o estipticidad o estipsis) cuando el tránsito intestinal se vuelve lento o cuando existe un problema de “expulsión”.
Spento