Dolor de estomago
Spento

Cuando predomina el dolor

Cuando los trastornos digestivos se presentan acompañados de dolor (“dolor de estómago”) intenso y persistente, que suele reaparecer tras la ingestión de un antiácido común, es posible que el origen sea una gastritis o una úlcera, cuyas causas pueden ser: infección bacteriana por Helicobacter pylori (80% de los casos) o abuso de fármacos antiinflamatorios (AINEs).

En ambos casos la mucosidad que defiende de manera natural la pared interna del estómago disminuye, de forma que esta es “agredida” por el ácido presente en el estómago y se produce una inflamación (gastritis) o incluso auténticas lesiones (úlceras). En cambio, cuando el “dolor de estómago” se manifiesta con episodios fugaces o esporádicos, es posible que el daño que el ácido provoca en el estómago sea de carácter leve, muchas veces debido al uso puntual de un fármaco antiinflamatorio, el abuso de bebidas alcohólicas, comidas exageradas o el tabaco.

¿Cómo se puede tratar el “dolor de estómago”?

Las formas graves de gastritis y de úlcera, que en general pueden confirmarse por medio de gastroscopia y un examen histológico, requieren un tratamiento farmacológico intenso con empleo de dos o tres antibióticos para combatir la infección por Helicobacter pylori (casi siempre presente) o bien de medicamentos que bloqueen la secreción de ácido gástrico (inhibidores de la bomba de protones). Para las formas comunes de dolor de estómago esporádico o de carácter leve, a menudo es suficiente seguir algunas reglas de “buena conducta” y el uso de productos, como algunos naturales, que protegen la mucosa interna del estómago y complementan la capacidad protectora natural de la mucosidad gástrica, evitando el uso continuado de medicamentos antiinflamatorios cuando no han sido específicamente indicados por el Médico.

¿Y si el dolor se extiende por todo el vientre?

Atención: si el dolor es difuso y persistente, muchas veces acompañado de estreñimiento pertinaz o diarrea, o los dos trastornos alternados en el tiempo, ¡puede ser un caso de enfermedad intestinal! Por lo tanto esta es una “señal de alerta” que se debe explicar al Médico.Por último, existe un problema que afecta al dolor abdominal de manera importante: el colon irritable -anteriormente conocido como “colitis espástica” no por tratarse de una enfermedad “maligna”, sino por las continuas molestias que origina, incluso durante años, y por lo difícil que es encontrar un tratamiento verdaderamente resolutivo.

Spento